La Diablada de Píllaro


Píllaro es una ciudad caracterizada por grandes levantamientos indígenas, que han ocasionado que toda su información histórica haya desaparecido. En el levantamiento de 1898 fue saqueado el Municipio y en la Plaza San Juan se creó una hoguera donde se arrojaron todos los documentos antiguos y los de esa época que poseía el Cabildo, la Jefatura Política, las Comisarias, Juzgados, etc. Valiosos documentos fueron reducidos a cenizas, perdiéndose así la historia de Píllaro.

Esta es la razón, por lo que no tenemos un documento que dé fe de cuando inició la fiesta de los diablos. Varios investigadores han tratado de encontrar el verdadero origen de la fiesta, en la que dan muchas interpretaciones dependiendo de las personas y del sitio en que se haya realizado la investigación.

Una de las leyendas se refiere a la pelea entre dos caseríos, los de Marcos Espinel acudían a cortejar a las mujeres de Tunguipamba, los padres y hermanos de estas mujeres al enterarse quisieron ahuyentar a los enamoradizos y no encontraron mejor manera que aprovechar la  oscuridad y disfrazarse con máscaras, semejando a un diablo.

Otra leyenda dice que al inicio del nuevo año, que coincide con la fiesta de los inocentes, la gente de Píllaro cree que el cielo se abre y realizan una práctica que según ellos les da fuerza y poderes sobrenaturales; se disfrazan y llevan una máscara semejando al ser que más temen, danzan para mofarse, pensando con esto tener el control sobre el diablo.

También se dice que en los inicios de la Fiesta de las Flores y las Frutas, en la década de los cincuenta, participó en el desfile una delegación del Ballet Nacional de Bolivia, representando a la Diablada del Carnaval de Oruro. Seguramente se tomaron e imitaron algunos elementos de tal representación, ya que a esta celebración acude mucha gente de Píllaro por su cercanía.

La Fiesta en la actualidad

Esta fiesta ha superado el núcleo comunitario ya que intervienen grupos de personas pertenecientes a diferentes comunidades, barrios o caseríos, así como de las parroquias rurales. Los Diablos de Píllaro en su festividad que se desarrolla del primero al seis de enero de cada año, aglutinan al pueblo pillareño con la participación de hombres y mujeres de diferentes edades y condición social. No hay una prohibición para que cualquier persona se disfrace de diablo, en la actualidad bailan desde ancianos hasta niños, mujeres y extranjeros.

La Diablada de Píllaro es ahora una celebración popular que en la última década ha crecido y cuya duración sobrepasa las ocho horas. Esta nada tiene que ver con lo religioso, por ende la iglesia no participa de la celebración.

Descripción de personajes

Los Diablos de Píllaro son los personajes populares de ésta fiesta, visten atuendos especiales cuya confección les toma mucho tiempo y esfuerzo. Sus máscaras son elaboradas artesanalmente, su base principal es un molde hecho en bloque de tierra a la que se le adhieren varias capas de papel cauché empapadas en engrudo, se la deja al sol para que se haga dura y luego poder añadir cuernos y dientes de diferentes animales. Para finalizar se le da colorido en varias tonalidades sobresaliendo el negro y rojo.

Su vestimenta consta de ropa multicolor, distinguiéndose las elaboradas en tela espejo o satín, acompañadas con vivos o flecos que contrastan con el color del traje. Muchos llevan capas con diferentes leyendas alusivas al demonio, lucifer o el maligno.

En la parte superior de la cabeza llevan una coronilla elaborada con cartón prensado y forrada de papel celofán, otros llevan pelucas hechas con pelaje de animales o de cabuya; aunque en la actualidad estos elementos han sido reemplazados por pelucas, sombreros o paja plástica.

Complementan el alusivo disfraz el acial o fuete, el ají o en muchos de los casos animales ya sean vivos o disecados, que causan temor a los espectadores.

Música y Baile

Desfilan bailando al son de una banda de pueblo siguiendo los ritmos de sanjuanitos, saltashpas, tonadas y pasacalles, esto lo hacen alrededor de las parejas de línea, que representan a los patrones; completan esta comparsa las Guarichas y Capariches.

La tradición cuenta que quienes se visten de diablos deben hacerlo por 7 años consecutivos, para que no les sucedan cosas extrañas. Al igual que los conocidos 7 pasos que forman parte del ritual de danzar de diablo, algo que está solamente en el imaginario popular.

Los personajes 

EL CABECILLA – Es la persona encargada de organizar en su comunidad a los participantes, con mucho tiempo de anticipación.

EL CAPARICHE – Es un disfrazado que va delante de la comparsa, con una escoba, barriendo las calles y los pies de las personas que están mirando, este personaje está en decadencia, porque pocas personas se disfrazan de aquello.

LOS LINEAS – Son hombres y mujeres, que utilizan unos trajes formales, representando a la clase alta de aquel entonces. El hombre utiliza, pantalón negro, camisa blanca, un sombrero, una careta de malla, y baila con un pañuelo en la mano. La mujer está vestida con una falda verde, blusa color crema, un pañuelo sobre su cabeza, y una mascarilla de malla. Ellos bailan en pareja por el centro de la comparsa.

LA GUARICHA – Es un hombre o mujer, con vestido blanco, careta de malla, un sombrero, y una muñeca que lleva en sus brazos. Ellos bailan indistintamente, sacando a bailar a los espectadores y brindándoles una copa de licor; el muñeco representa a un niño, dando a entender que es una madre soltera y que el padre son los que están mirando.

LA BANDA – Es la encargada de poner el ritmo del baile, de ellos depende todo el folklore que puede mostrar la comparsa, por eso son contratadas con mucha anticipación, y cada comparsa va con su banda.

LOS DIABLOS – Ellos bailan indistintamente por los costados de los líneas, cada vez que la banda deja de entonar la música, gritan “banda” pidiendo música, otro de sus gritos es: “achachay”, queriendo decir que han salido del infierno y que sienten frío.

10917845_10152629549396006_7382196982940587319_n

 

Píllaro is a city characterized by large indigenous uprisings, which have caused all historical information to be gone. In the 1898 uprising, the municipality was robbed and a huge fire was created at the Plaza San Juan, where all the old documents were burned. Valuable documents were reduced to ashes, thus losing the histrory of Píllaro.

This is the reason why we don’t have a document attesting of when the Diablada started. Several researchers have tried to find the true origin of the festival, which has given many interpretations depending on the people and the place in which they conducted the investigation.

One legend concerns the fight between two villages, those of Marcos Espinel who came to woo women of Tunguipamba, parents and siblings of these women wanted to scare them away and found no better way to take advantage of the darkness and dress with masks resembling a devil.

Another legend says that at the beginning of the new year, which coincides with the “Inocentadas”, the Píllaro people believe the sky opens and make a practice which they say gives them strength and supernatural powers; dress up and wear a mask resembling when they most fear, dance to taunt, thinking that having control over the devil.

It is also said that at the beginning of the Feast of Flowers and Fruits during the fifties, participated in the parade a delegation from the National Ballet of Bolivia, representing the Diablada Carnival of Oruro. Surely there were taken and imitated some elements of such representation, since many people come to Píllaro to this celebration because of its proximity.

La Fiesta today

This party has exceeded the Community nucleus and involved groups of people belonging to different communities, neighborhoods or villages and rural parishes. The Diablada de Píllaro takes place from January first to Jabuary 6 of each year, with the participation of men and women of different ages and social status. There is no prohibition for anyone to disguise as a devil, from elders to children, women and foreigners.

The Diablada de Píllaro is now a popular celebration and it’s duration exceeds eight hours. This has nothing to do with religion, hence the church does not participate in the celebration.

Description of figures

The Devils of Píllaro are popular characters from this celebration, whose special costumes take much time and effort to make. Their masks are handcrafted, its main base is a mold made block of dust that are stuck with layers of CAUCHE paper soaked in glue, it is left to the sun so that it becomes hard, then you can add horns and teeth of different animals. Finally it is painted in various colors, specially black and red.

Complementary is the twitch or whip, and animals either dead or dissected, causing fear in the viewers.

Music and Dance

Parade dancing to a band of people following the rhythms of sanjuanitos and saltashpas. Tradition has it that those who dress like devils should do so for 7 consecutive years, so that no strange things happen to them.

CHARACTERS

CABECILLA – Is the person in charge of his community participants, who organizes everything with plenty of time before.

CAPARICHE – The person that goes before the parade, with a broom, sweeping the streets and feet of people who are looking, this character is in decline, because few people are disguised as that nowadays.

LINEAS – Are men and women using formal suits, representing the upper class of the time. Men use black trousers, white shirt, a hat and dances with a handkerchief. Women are dressed in a green skirt, cream blouse and a scarf over their head. They dance as couples in the middle of the troupe.

THE GUARICHA – A man or woman, white dress, mesh mask, hat, and a doll in their arms. They dance taking the audience to dance with them and giving them a glass of liquor; the doll depicts a child, implying that it is a single mother and the father are the ones watching.

BAND – Responsible for putting the rhythm of the dance, they are extremely important and that is why they are contracted in advance, and each troupe goes with their band.

DEVILS – They dance at the sides of the lines, each time the band singing stop the music, they yell “band” asking for more music, another of their screaming is “achachay” meaning that they have come out of hell and that feel cold.

 

La Diablada de Píllaro es disfrazarse y bailar, es gente de todas las edades y de diferentes lugares celebrando para ahuyentar el mal, es máscaras y cuernos, rojo y negro, es folklore. Olga Fisch es celebración popular, Olga Fisch es Ecuador. 

 

Foto / Photography: Martina Orska

Producción / Production: Olga Fisch Folklore

olgafisch

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *